miércoles 05 de agosto de 2020 - Edición Nº869
Editor Platense » Policiales » 23 ago 2019

Así atacaba en Abasto la banda desmantelada tras tiroteo fatal

Sus integrantes, uno de ellos ahora muerto, cometieron al menos seis asaltos, en los que se apoderaron de más de un millón y medio de pesos


Por:
Nicolás Fábrega

La banda de delincuentes que azotaba sobre todo la zona de Abasto de nuestra ciudad y que ayer fue desmantelada, muriendo en un tiroteo con agentes platenses uno de sus integrantes, se robó al menos $1.566.000 en tan sólo 30 días, además de tres vehículos, objetos de electrónica, electrodomésticos y armas, de acuerdo a voceros oficiales.

La Justicia le indaga seis hechos en apenas un mes, aunque pueden ser más. Calificadas fuentes relataron que el primer caso de esta organización fue en una casa de 202 entre 502 y 506, el 22 de julio. De allí, cuatro delincuentes se apoderaron de $290.000 y 15.200 dólares.

Esperaron para el segundo golpe, que lo darían recién el 5 de este mes en 515 y 223, pero no pudieron llevarse nada de la vivienda escogida y, como si fuese poco, quedaron registrados en una cámara de seguridad. Indignados, atacaron de nuevo tres días después, en una quinta de 208 y 498. Aprovecharon que sus dueños no estaban y se apoderaron de una camioneta SUV Citroën Air Cross -a la que después le cambiaron la patente por la de un Chevrolet Corsa-, 8.000 dólares, electrodomésticos y objetos de informática.

 Fuera de sí, ansiosos y confiados, mantuvieron el nivel de ilícitos en su línea temporal de tres días, ya que el 11 de agosto ganaron el interior de una propiedad emplazada en 472 y 197. Nuevamente eran cuatro y se robaron una carabina, una pistola 9 milímetros y una Toyota Corolla.

No conformes, el 17 de este mes se adueñaron de $2000 de una vivienda de ruta 36 y 427, mientras que el último golpe lo dieron ayer en ruta 2 y 496, cuando sorprendieron a una familia que salía del campo, los encañonaron y le quitaron la Toyota Hilux y otras pertenencias.

La caída                                                          

El desenfrenado andar alertó a las autoridades policiales del área, por lo que agentes de la comisaría Séptima, bajo las órdenes de su titular Carlos Costilla, comenzaron una profunda investigación para dar con los responsables. “Nos tenían realmente muy mal, nos estaban castigando mucho”, le dijo a El Editor Platense un involucrado en la pesquisa.

“Sabíamos que siempre actuaban entre las 10 y las 14 y nunca más allá de las rutas 2 y 36, por lo que empezamos a recorrer la zona apostando guardias encubiertas. Sabíamos además que venían de la zona sur del Conurbano, por lo que había personal atento para bloquear rápidamente los accesos en caso de un nuevo ataque”, amplió, a la vez que añadió un dato clave: “Entendíamos que se movilizaban en la Air Cross sustraída. Era cuestión de tiempo”.

Y el momento para las capturas llegó ayer cerca de las 13.30, cuando los numerarios vieron el mencionado rodado ruta 2 y 496, poco después de cometer el último de los ilícitos. “En los alrededores había un patrullero de Abasto, otro de El Peligro y los autos particulares de algunos jefes”, prosiguió la fuente.

Como este medio informó en exclusiva durante la tarde de ayer, los hampones huyeron hacia Berazategui en dos vehículos: el Air Cross y la Hilux. En el primero iban tres ocupantes, y en el otro dos.

Durante la persecución, los uniformados platenses se comunicaron con sus pares de Berazategui, y estos fueron en su apoyo. Un móvil de su Policía Local se puso en el camino de la Hilux, pero su conductor no pensaba entregarse y lo chocó, quitándolo fácilmente de encima y continuando con la fuga.

Se distanció del otro coche manipulado por sus cómplices y tomó otro camino. Los encargados de la seguridad debieron escoger por uno de ellos, y siguieron detrás del Citroën. Sus ocupantes, cercados, se bajaron del mismo en 44 y 155 de Hudson y siguieron el escape a pie. Para entonces ya se había sumado también el Comando de Patrullas Berazategui y no tardó en iniciarse un tiroteo. “Ellos dispararon y nosotros repelimos”, contó un investigador.

El fuego cruzado se extendió hasta la estación de trenes de Plátanos, donde culminó, con desenlace sangriento. Allí se aprehendió a uno de la banda, de 28 años: en su poder tenía una pistola calibre 45 transformada en una 22 y una mochila con varios elementos de dudosa procedencia. Por su parte, un segundo integrante, de 32, había sido alcanzado por un proyectil que impactó en su zona lumbar, por la espalda y a la altura de la cintura. Lo esposaron y después una ambulancia lo trasladó hasta el hospital Evita Pueblo, donde quedó internado en terapia intensiva y falleció a las horas. Por último, un sujeto de 36 escapó por las vías, pero no llegó lejos: se presentó a una salita médica de la zona porque había sido baleado en una pierna.

También resultó herido Félix Fernández (52), quien justo pasaba por 159 y 44 en su bicicleta. Recibió un tiro en el pecho, aunque se encuentra fuera de peligro. Según voceros de la fuerza, fue una bala del otro bando quien lo lastimó, aunque habrá que determinarlo de manera científica.

La fiscalía de Berazategui , tras cruzar información con la comisaría Séptima platense, ordenó una serie de allanamientos en Abasto. Se atrapó así a un cuarto sospechoso, a quien le incautaron el  arma 9 milímetros robada. Por el momento, se mantiene prófuga una quinta persona, mientras que la Hilux todavía no apareció.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

Advertisement

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS