DEPORTESSUPER_DESTACADA

“Era un volcán de emociones”: Boyezuk y el punto final de su carrera

Con un mate abajo del brazo, por ir a un entrenamiento, Agustina Boyezuk (28), se acercó a la redacción de este multimedio para poder hacer un repaso sobre su carrera deportiva en Estudiantes. Hace muy poco tiempo la jugadora tomó la decisión de quitarse las canilleras para dedicarse a su vida académica en el Conicet La Plata

En diálogo con El Editor Platense, la joven marcó que “estoy bien, algo rara, no extraño el vóley. La decisión que tomé fue trabajada, en un proceso. Fui a terapia. Va a ser algo muy importante en mi vida. Me está costando acomodarme, era algo estructural en mi día a día”.

Y agregó: “No hubo un motivo solo, fueron varios y no podría decir cual es más importante que otro. Fue algo que hice durante 20 años, pero fue una mezcla que puse en una balanza. La pandemia nos replanteó la vida y me hizo dar cuenta que me hizo perderme un montón de cosas. Estaba dedicada exclusivamente a una cosa”.

Imagen

“El equipo siempre fue muy joven, siempre fui la más grande, era la única de mi camada, está bueno pero me sentía algo sola. A veces pensaba en correrme y darle la posibilidad a que las chicas sigan con esto”, reconoció.

“La despedida fue hermosa. Yo venía de haberme lesionado, decidí terminada la Liga comunicarlo, hubo cuarentena y cuando volvimos, dije que la Liga no la jugaba y el Metro no sabía si lo terminaba. Quería retirarme en UNO, no había aforo y quería que esté mi familia. Dije el primer partido de local del torneo oficial, me retiro, y ese lunes me lesioné. Tuve cinco semanas, me recuperé, entrené, y justo abren el aforo, un partido televisado, y fue el momento”, puntualizó. 

En esa línea marcó que “el último partido jugué estribada, con vendas, no estaba al cien por ciento. El entrenador me propuso esto, di todo y no me importó el dolor, hubo dudas en algún momento por parte de él, pero yo dije que iba a ir (Risas). Fue muy difícil todo, era un volcán de emociones, pero ese día estuve muy tranquila, sabía que era mi despedida, el club estaba revolucionado, fue hermoso, no me imagine lo que fue, recibí mucho amor y cariño”.

Imagen

“Un clásico que ganamos en el Country, creo que fue 2017, 2018 y la Liga Nacional con Malala (Serantes) y Romina (Galiano), fueron dos momentos muy buenos”, agregó, al tiempo que sostuvo que “estoy conforme con la carrera que tuve, me hubiera gustado cerrar con un campeonato sea de Metro, pero estoy bien, siento que todo lo que logré, fue lo que me permití, si venía más, yo había tomado decisiones”, añadió.

“Voy a seguir vinculada al vóley, soy parte del Colectivo Doble Cambio, se conformó en plena pandemia y va a ser un espacio donde yo voy a seguir. Al club sigo yendo. Tuve experiencia como entrenadora, fue lindo y me gusta, pero hoy no es un objetivo, pero capaz algún día me pique el bichito, enseñar y el vóley me encanta, aunque es mucha responsabilidad”, completó. 

Por

También te puede interesar

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en:DEPORTES