ECONOMÍAINTERÉS GENERAL

De ciudad a provincia: Luego de 122 años, el Mercado Agro Ganadero se muda a Cañuelas

Tras 122 años en el barrio de Mataderos, el Mercado de Hacienda realizó hoy su última rueda de ventas para comenzar a operar en el partido bonaerense de Cañuelas y dar así cumplimiento a la ley que impide el ingreso de ganado bovino en pie a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA).

La mañana arrancó a las 7.30 con la habitual puja entre compradores que se extendió hasta las 11, hora en la cual se clausuró oficialmente el centro de transacciones ganaderas más importante del país.

Posteriormente, consignatarios, peones y empleados fueron convocados a un festejo que contará con la actuación de un grupo folclórico y, por supuesto, habrá buena comida para compartir entre los presentes. “A las 13 vamos a dar por finalizada la actividad comercial y el lunes 17 de mayo arrancamos en el predio de Cañuelas”, dijo Oscar Subarroca, el presidente de Mercado de Liniers.

Subarroca, quien trabaja desde hace 45 años en el Mercado y desde hace tres que dirige la empresa, admitió que “no daba para más” la permanencia en el predio de Mataderos ya que se registraban “inconvenientes citadinos”, por lo que se concretó la mudanza a Cañuelas a “unas instalaciones con muchas ventajas operativas”.

Es que por el Mercado de Liniers pasaban, habitualmente, cerca de 1,2 millones de cabezas de ganado al año, lo que representaba cerca de un 10% de la faena total de bovinos de la Argentina, y generaban, al mismo, un embotellamiento de camiones que entraban y salían de manera incesante, situación que derivó en el reclamo por parte de algunos vecinos y vecinas del lugar.

El flamante Mercado Agro Ganadero (MAG) funcionará en el kilómetro 88 de la ruta provincial 6, a unos 70 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires, con una superficie de 110 hectáreas y una capacidad para 12.000 cabezas de ganado vacuno diarias, en una locación cuya construcción demandó una inversión de entre 15 y 20 millones de dólares.

Así, quedarán vacías las 34 hectáreas de Mataderos y comenzará a regir una ley sancionada en la Legislatura porteña del 2001, la 622, que estableció la prohibición de ingreso de ganado vacuno en pie al ámbito porteño, pero que debió ser prorrogada en 17 oportunidades ya que, de cumplirse, impedía la actividad del Mercado.

El ministro de Gobierno porteño, Jorge Macri, consideró que el traslado del Mercado “traerá como beneficios a la Ciudad descomprimir drásticamente el tránsito, contribuyendo también al ahorro de combustible y a la reducción de emisión de gases”.

“Y en el barrio, los vecinos de Mataderos dejarán de convivir con camiones de hacienda en las calles y espacios públicos, lo que reducirá el impacto ambiental y mejorará el tránsito en la zona”, remarcó.

¿QUÉ SUCEDERÁ EN LINIERS?

De acuerdo con lo proyectado por el Gobierno porteño, en los terrenos se instalaría un “Espacio Público Tematizado” que iba a ofrecer un polo gastronómico que ponderaría la carne argentina y un Mercado Federal. Sin embargo, la idea de la gestión local está en duda ya que los terrenos podrían regresar al dominio del Gobierno nacional, según un entendimiento entre ambas jurisdicciones para que la Ciudad restituya una serie de inmuebles que le fueron cedidos durante el mandato del expresidente Mauricio Macri.

LA HISTORIA DEL MERCADO

La actividad del mercado comenzó el 21 de marzo del 1900, cuando se faenó al primer animal, bajo la administración de los Nuevos Mercados Públicos de la Capital, y durante décadas permaneció bajo la órbita estatal hasta 1992, cuando fue privatizado.

Por entonces también existía la presión para el traslado y las primeras opciones fueron Mercedes, Chascomús, La Matanza y Ezeiza, hasta que apareció la alternativa de Cañuelas, la que, finalmente, se convirtió en la nueva sede del Mercado.

vidArray

Por

También te puede interesar

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en:ECONOMÍA