DEPORTESDESTACADA

A 35 años de la pelota naranja, los goles del Beto Alonso y la vuelta olímpica en la Bombonera

“Veníamos dando la vuelta en todas las canchas, el gobierno nos había hecho saber que no quería que la demos en la Bombonera pero yo les dije a mis compañeros: ‘A mí me sacan con los pies para adelante, pero la vuelta la voy a dar’. La sensación de dar la vuelta olímpica en esa cancha para un hincha de River es algo único”, recordó Alonso .

Y en efecto así sucedió: el equipo “millonario”, consagrado campeón unas fechas antes, salió al trote del túnel próximo a la cabecera que ocupaba “La 12” y con ese envión completó casi todo giro al perímetro de la cancha, mientras saludada a las tribunas y una nube de reporteros gráficos retrataba el momento.

El otro hecho memorable de aquel superclásico fue la movida publicitaria que generó el propio “Loco” Gatti al pedir que el partido se jugara con una pelota naranja para poder identificarla en el tapiz de papeles blancos que tradicionalmente se arrojaban desde las tribunas a la salida de los equipos.

vidArray

La iniciativa del “Loco” fue parte de las noticias de la semana y la marca Adidas, proveedoras de las pelotas a la AFA, diseñó un esférico que fue autorizado el mismo día del partido por el árbitro Francisco Lamolina. La pelota naranja se usó sólo en los primeros 45 minutos e ingresó al arco de Casa Amarilla para marcar el 1-0 con un cabezazo del “Beto” Alonso tras un centro de derecha a izquierda de Roque Alfaro a la media hora de juego.

Por otro pedido de Gatti, la pelota naranja no rodó en el segundo tiempo y desde ese día estuvo durante años en poder de “Pancho” Lamolina, que finalmente la donó al Museo River poco antes de la inauguración. En la actualidad, el icónico balón es uno de los objetos de mayor admiración para hinchas y socios que visitan el lugar.

Por

También te puede interesar

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en:DEPORTES