LA REGIÓNSUPER_DESTACADA

35 años de prisión para Rubén Padrón, el ex policía de La Plata que abusaba de sus hijas: “Nos invade la felicidad”

Esta tarde se dio a conocer la sentencia contra el policía retirado de Los Hornos, Rubén Alfredo Padrón, por abuso sexual agravado por el vínculo perpetrado hacia sus hijas e hijastras -cuando eran menores- en el hogar pero también en dependencias policiales.

“La Fiscal de la causa pidió 37 años de prisión y nosotros, 50 años. Finalmente, fueron 35 años de condena“, afirmaron

“35 años de condena logramos junto a la fundación Defendiendo Nuestros Derechos”, expresaron las hijas del condenado y dieron cuenta de la felicidad tras años de sufrimiento. “Un día para no olvidar, para decir que la Justicia existe“, exclamaron.

 

Dos años de lucha, trabajo incansable. No habrá una nueva vida, pero sí reparación. Gritamos todas juntas cuando el tribunal dio la sentencia, esperábamos menos pero a la vez queríamos más“, sostuvo Vanesa Baligán, presidenta de la fundación Defendiendo Nuestros Derechos, y quien también las conocía de pequeñas.

“Nos invade la felicidad”, expresó Ornella, una de las víctimas en su primera publicación en Facebook luego de la sentencia. “Animensé, no creíamos que ibamos a llegar tan lejos; lo dudamos un montón, miedos, pero agradezco la gota que rebalsó el vaso, cuando me harté y decidimos condenarlo: socialmente y judicialmente”.

 

Las atrocidades que hacía

El horror comenzó cuando eran chicas. De acuerdo al crudo relato de Ornella, el hombre las manoseaba, les hacía sexo oral, las obligaba a tocarlo, las bañaba y tocaba en la ducha, las forzaba a besarlo mientras lloraban, las penetraba y eyaculaba sobre ellas.

Rubén Alfredo Padrón trabajó en varias dependencias de La Plata e incluso en lugares donde era frecuente la presencia de niños pequeños.

Desempeñó tareas en el hospital de Niños, en el hospital San Martín, en la Jefatura de Policía, en la línea 911, en la planta transmisora, y en algunos bancos como guardia.

La vida de ellas, hoy

Actualmente, las hermanas están viviendo solas en una toma de terrenos e intentando armar su casa dado que sus familiares las dejaron de lado y algunos defienden a su padre, que está preso hace un año.

“La vida nos pesa muchísimo, a veces abrimos los ojos y simplemente no queremos existir más pero seguimos de pie, por nuestros hermosos hijos que necesitan que jamás les soltemos la mano como nos hicieron a nosotras“, escribió la víctima.

vidArray

Por

También te puede interesar

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en:LA REGIÓN