sábado 18 de agosto de 2018 - Edición Nº151
Editor Platense » La Plata » 5 ago 2018

Avanzan para eliminar comisiones que pagan inquilinos y los martilleros ponen el grito en el cielo

Diputados oficialistas y opositores buscan puntos en común para cambiar las reglas de juego y tratar en el recinto un proyecto de Ley de Alquileres bonaerense


Los diputados oficialistas y opositores trabajan arduamente para generar consenso y lograr lo antes posible modificar a Ley de Alquileres en la provincia de Buenos Aires. Apuntan, ambos, a aliviar las cargas que hoy pesan sobre los inquilinos a la hora de firmar o renovar un contrato de alquiler. Se calcula que en el territorio bonaerense hay unas 7 millones de personas que viven en propiedades alquiladas. Por eso, previo a tratarse en las comisiones correspondientes, buscan que uno de los proyectos -existen distintos varios con matices pero con ese objetivo en cómun- llegue al recinto para que luego el Senada lo convierta en la nueva Ley.

Todas las iniciativas en la cámara baja apuntan -con distintas propuestas- a cambiar las reglas de juego de la ley 10.973 de martilleros y corredores públicos que rige desde el año 1991 y que en su artículo 54 dice que en los alquileres el importe de los honorarios a pagar es del 2% del valor del contrato a cada una de las partes (dueño e inquilino). Pero ese artículo tiene una frase que es motivo de una cuestionada interpretación por parte de las inmobiliarias, ya que señala: "PUDIENDO UNA DE LAS PARTES ASUMIR EL COSTO TOTAL". Así, los costos son trasladados casi por completo a los inquilinos.

Eso hizo que la Asociación de Inquilinos ponga el grito en el cielo y comenzara un trabajo para ser escuchados por los legisladores en sus reclamos, incluso llevando su propio proyecto para que sea analizado por los diputados. 

"No somos clientes de las inmobiliarias, los clientes son los propietarios. Nosotros somo rehenes de los que nos imponen", expresan desde las asociaciones y entidades de inquilinos. 

Entre los proyectos para modificar esas condiciones se destacan el de la diputada peronista kirchnerista Rocío Giaccone, que apunta a que los costos no sean asumidos por los inquilinos sino casi por enteros por los propietarios. Esta iniciativa como otras, fueron tratadas en una jornada de debate realizada el jueves pasado en la Legislatura bonaerense.

Hay otro proyecto del oficialista Manuel Mosca que se basa en que en los alquileres no podrán cobrarse comisiones inmobiliarias u honararios por intermediación o corretaje. La prohibición se extiende a los honorarios por administración de esas locaciones. Tampoco podrá requerirse a los inquilinos los costos de gestoría de informes a los organismos oficiales sobre las condiciones de dominio, gravámenes e inhibiciones.

LOS MARTILLEROS EN ALERTA

Tal como informpo el editor platense hace unos días, la Asociación de Martilleros de La Plata emitió un comunicado para expresar su rechazo al proyecto que elimina el cobro de honorarios a los inquilinos, impulsado por la Asociación de Inquilinos y con el que estarían de acuerdo diputados oficialistas y opositores, señalaron.

La entidad que preside Santiago López Akimenco, asegura que "resumir en que todos los honorarios profesionales recaigan sobre los propietarios puede llevar a un desaliento de la inversión, implicaría reducir la oferta y la consecuencia de aumentar el precio de los alquileres. Esto sucedió en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires donde ya está en marcha un proyecto similar, el cual trajo más problemas que soluciones, porque se retiraron muchas ofertas y los alquileres marcaron un aumento por fuera de los cálculos.
La problemática de la vivienda no se puede resumir a los honorarios de los Martilleros, creemos que se tiene que dar un debate mucho más amplio en el cual estamos dispuestos a participar.", dijderon desde la Asociación.

HAY QUE TRABAJAR EN UNA PROPUESTA SUPERADORA

En tanto, desde el Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de la Provincia su presidente, Juan Carlos Donsanto, dijo que “la problemática de los alquileres merece un debate mucho más profundo en el camino de buscar propuestas superadoras que permitan a los inquilinos acercarse a la posibilidad concreta de acceder a ese derecho constitucional que es aspirar al techo propio. Poner el acento en los honorarios de los corredores inmobiliarios puede llevarnos al error de simplificar la situación y alejarnos de las soluciones de fondo”.

En ese contexto el representante de los inmobiliarios bonaerenses adelantó que la institución que preside está trabajando en una propuesta integral que presentarán a las autoridades en los próximos días.

“Resumir el problema en que los profesionales inmobiliarios no deban cobrarle más a los inquilinos y cargar sus honorarios sobre los propietarios, puede ser que se desaliente la inversión en la construcción con destino a renta, lo que implica reducir la oferta y en consecuencia aumentar los costos de los alquileres. En síntesis, un inquilino ahorrará un cuatro por ciento sobre el total del contrato de dos años de duración y a cambio pagará mucho más el canon locativo. Lo que en términos populares se conoce como que el remedio es peor que la enfermedad”, enfatizó Donsanto.

En ese sentido explicó que los profesionales inmobiliarios están en el marco de una legislación que les marca qué pueden hacer y los Colegios tienen facultades delegadas por el propio Estado establecidas por ley. Cuando un profesional ejerce mala praxis cobrando lo que no tiene que cobrar, el afectado tiene resortes a donde recurrir que es a los propios Colegios Departamentales para efectuar la correspondiente denuncia, amén de hacer lo propio ante otros organismos como la Defensoría del Pueblo”.

“No defendimos ni defenderemos nunca a ningún profesional que se aparte de lo que establece la ley y verdaderamente creemos que el honorario del cuatro por ciento por un contrato de veinticuatro meses de duración guarda razonabilidad con el servicio, garantía, responsabilidad, asesoramiento y acompañamiento que presta el corredor inmobiliario al inquilino, a quien debe atender durante la vigencia de la relación”, señaló el titular de los martilleros y corredores provinciales.

“Con ese cuatro por ciento –agregó- el colegiado se hace cargo desde la estructura que le permitió al potencial inquilino visitar la propiedad hasta, una vez convertido en locatario- atenderlo durante veinticuatro meses cobrándole en la oficina el monto locativo y estar a su lado para dar solución a cuanto inconveniente surja en la propiedad locada. Se trata de un servicio integral, no de un acto aislado e individual”, remarcó el entrevistado.

Agregó que cuando hay abusos denunciados ante los colegios, automáticamente se dispara la causa disciplinaria que tramita, en una especie de juicio, cada colegio departamental.

“Nos ajustamos a derecho y nos convertimos en una suerte de juez para mantener la equidad en la relación locador-locatario. Y como Colegio actuamos con sentido legal. Los Colegios no son un órgano gremial en defensa de un legítimo derecho sectorial, somos órganos de ley que actuamos en defensa de la sociedad para que no se vulneren sus garantías”, indicó Donsanto al tiempo que adelantó que se trabaja en un documento con estadísticas y propuestas para presentar a las autoridades.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS