sábado 18 de agosto de 2018 - Edición Nº151
Editor Platense » El Lobo y El Pincha » 26 jul 2018

Mercado caliente en el Lobo, Firmó Melo, se acerca Rosales, se complicó Jacquet, y sigue el éxodo

Bonifacio y La Perla Ramírez fuerzan su salida. Mauro Guevgeozián Crespo sería el nueve suplente del Lobo. Lo de Céliz no corre, firmó en All Boys.


Por:
Mauricio Bustos

Nada es fácil para el Lobo, Sin billetera tiene que andar escarbando entre lo que descartan los demás, y cuando pareciera que encamina su rumbo para reforzar el plantel, aparece un martes trece y todo se recalienta. Tal como informó el Editor Platense en su momento, Ezequiel Bonifacio anda con ganas de emigrar y su representante comenzó a hacer lobby para sacarlo rápidamente, o que al menos la directiva se preocupe por renovarle el contrato ya con un aumento de salario. Algo similar ocurre con Eric Ramírez que quiere ir a reforzar un rival directo en la lucha por no descender como es Aldosivi de Mar del Plata. Mientras tanto, ayer firmó su contrato Alejandro Melo y hoy estará entrenando en Estancia Chica, el presidente Pellegrino confirmó en entrevista a radio La Red que si logran desligarse de sus respectivos clubes “Santiago Rosales y Mauro Guevgeozián Crespo jugarán en Gimnasia”, en tanto que la llegada de Miguel Jacquet desde Nacional de Paraguay entró en un impase, puesto que el ofrecimiento que hizo el Lobo no satisfizo a los paraguayos y si no se apuran desde calle 4 en afinar el lápiz, la operación podría caerse definitivamente. Pero esto no es todo, Quien coqueteó con los dirigentes triperos pero terminó seducido rápidamente por un club que jugará en el ascenso es Milton Céliz, que ayer firmó con All Boys, en clara muestra, como señaló este portal platense, que era un nombre que quería imponer algún directivo albiazul, pero no era un pedido de Troglio.

Como sucede en cada mercado de pases, los hinchas del Lobo comienzan el mismo con la ilusión de que llegue algún refuerzo de jerarquía y luego terminan prendiéndole velas a todos los Santos para evitar que sus máximos referentes no terminen abandonando el barco. En este último receso invernal, decidió alejarse Brahian Alemán, Facundo Pereyra y Nicolás Contín. Tres jugadores con los que Pedro Troglio contaba para su equipo. Quien a pesar de los trabajos de seducción mantuvo su palabra de que “es el Lobo o la cosechadora” fue Fabián Rinaudo, sin dudas el alma mater de este plantel, el jugador que contagia y enamora día a día a la gran mayoría del pueblo tripero. Otra historia fue la que sucedió con Alexis Martín Arias, quien sufrió en carne propia los manejos turbios de algunos empresarios y directivos, y cuando se había hecho a la idea de que terminaría jugando en Independiente, su pase se cayó de un plumazo cuando el rojo contrató sorpresivamente al arquero de Deportivo Morón para ocupar su lugar.

Hoy quien está queriendo buscar nuevos aires es Ezequiel Bonifacio, que recibió propuestas de Peñarol de Montevideo y de Godoy Cruz de Mendoza, y blandiendo su contrato al aire con el argumento de que finaliza en junio del año próximo y en diciembre podría firmar un precontrato con otra institución y dejar con las manos vacías al Lobo, presiona para lograr una salida favorable, ya sea la extensión beneficiosa de un nuevo contrato, o la partida buscando oportunidades de titularidad –lo cierto es que ningún club al que vaya se la va a asegurar-, puesto que la continuidad de Oreja siente que le quitó chances de continuar progresando en el Lobo.

Una situación similar es la que dejó entreveer en las últimas horas Eric Ramírez. La Perla se sabe que será pieza de recambio pero no hombre de la primera línea de Troglio, por lo que escuchó a su representante y autorizó a este a que le pida a la CD mens sana la posibilidad de su salida. El problema es que Pedro Troglio ya cedió con idéntica exigencia de Nicolás Contín (“jugador que no quiere jugar en mi equipo no me sirve”, es la idea del entrenador), y cuenta con Ramírez como uno de los primeros suplentes, Además, tiene la idea de poner el grito en el cielo si es que además de no traerle los jugadores que solicitan, refuerzan a rivales directos con equipistas que a él si le interesan. Otro problema para la directiva y van…

Quien ya hizo las valijas y recaló en Olimpo, rival del Lobo el próximo domingo (a propósito, el elenco de Bahía no podrá contar con ninguno de los refuerzos para el partido del domingo y lo tendrá que afrontar con los mismos juveniles con que superó a Aldosivi) es el Colo Enzo Martínez.

En cuanto a los que tienen chances de llegar, los empresarios volvieron a acercar los nombres de Germán Denis, Ciro Rius, pero fue el propio presidente  albiazul quien le puso todas las fichas al delantero uruguayo Mauro Guevgeozián Crespo, quien brilló en Alianza Lima de Perú, pero no le fue bien en sus pasos por Newell´s y Belgrano, de donde en estos momentos está buscando rescindir su contrato para viajar a La Plata y ponerse a las órdenes de Pedro Troglio antes del fin de semana. Llegaría para firmar a préstamo por una temporada sin cargo y con la chance de renovar el mismo dentro de un año.

Una situación similar es la que vive Santiago Rosales, quien se desvinculó de Olimpia de Paraguay, acordó su contrato con Gimnasia, y ahora está buscando forzar el acuerdo con Racing para recalar en el Lobo lo antes posible. Consultado por este portal platense Víctor Blanco, presidente académico, aseguró que “las tratativas con Gimnasia están avanzadas y Rosales terminará jugando en La Plata”. Habrá que ver si el mandamás del conjunto de Avellaneda no se sale con un martes trece, aún molesto por lo que fueron los pases frustrados a la Academia de Alexis Martín Arias y Fito Rinaudo, o si todo se da con la naturalidad que debería existir cuando en un club no interesa que siga determinado jugador.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS