jueves 16 de agosto de 2018 - Edición Nº149
Editor Platense » Nacionales » 16 jul 2018

El Gobierno ya negocia con los gobernadores cómo repartir el ajuste


Por:
Claudio Rosa, politólogo

EL Gobierno se encuentra sumergido en un complejo desafío de tener que consensuar/negociar con los Gobernadores (que son los que pudieran aportar los votos para la aprobación), el Presupuesto 2019. En un contexto de incertidumbre económica y con los compromisos asumidos con el FMI de reducción del déficit fiscal para lograr el financiamiento necesario hasta la conclusión del mandato, ésta sea quizá la gran decisión política que le queda por tomar al Gobierno en condiciones de minoría en el Congreso de la Nación.

Por el momento, y como lo establece el artículo 2° de la Ley 24.629 (de Ejecución Presupues-taria), el Gobierno envió al Congreso el Informe de Avance del Presupuesto 2019, que tiene las siguientes pautas, según el Ministerio de Hacienda de la Nación: +2% (actividad); +17% (inflación); +5,9% (inversión); +10,7% (exportaciones); +7% (importaciones) y -3,7% (consumo público).

Ahora bien, podríamos decir que la gran novedad de la negociación es que el gobierno Nacional decidió abrir el diálogo con los Gobernadores con un gesto: enviar señales de que tanto la Ciudad Autónoma de Buenos Aires como la Provincia de Buenos Aires (Larreta y Vidal) aceptaban hacerse cargo de parte de los subsidios energéticos destinados a cubrir los servicios para los habitantes del Área Metropolitana de Buenos Aires. Pero la pregunta central es: ¿cuánto de esos subsidios? Eso es lo que se está negociando y dependerá de cómo avance la distribución del resto de los recortes. En definitiva, la discusión pasa por cómo distribuir recortes del orden de los 250.000 millones de pesos.

Los temas que se discuten con los Gobernadores para la redacción del Presupuesto 2019 pasan por la obra pública (los Gobernadores piden que no se paralicen las obras ya iniciadas y el Gobierno pretende negociar bis a bis por ser el recorte más importante); por los subsidios (Gobernadores pretenden que CABA y PBA se hagan cargo de costos que Nación asume para subsidiar energía, agua y transporte); y la rebaja de impuestos (Gobernadores piden renegociar el Pacto Fiscal, aunque el Gobierno no quiere modificar acuerdos).

En estos términos las negociaciones no serán fáciles, prueba de ello, los diputados de los bloques Argentina Federal y los que responden a Massa están reclamando ser incluidos en la mesa de discusión, desconociendo la representatividad de los Gobernadores para dar esa discusión por ellos mismos. Como suele suceder en estos casos, en procesos de negociación desconcentrados, se multiplican los actores con los cuales negociar ya que cada actor con capacidad de veto institucional (léase diputados), reclaman su cuota parte de recursos a cambio de apoyos. Algo de esto pasó en la discusión de la Reforma Previsional cuando el acuerdo con los Gobernadores no pudo aplicarse fácilmente en el recinto. Una dificultad que estará siempre presente en esta negociación que tendrá claramente dos etapas críticas: el acuerdo con los Gobernadores y su implementación en el Congreso.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS